martes, 2 de agosto de 2011

Vals con BACHIR

La primera ves que leí el libro “la visión de los vencidos” me pareció algo tan… novedoso, por que siempre el que sale victorioso es el que tiene derecho a contar la historia. Algo similar paso al ver la película de Vals con Bashir, que aunque parece que se centra en la vida de Folman, en realidad solo se utiliza su vida para poder contar la historia de mucha gente que vivió la guerra del Líbano, por lo que en cierto modo también cuenta la visión de los vencidos.

La vida es un vaso comunicante en todos los sentidos, pues para que uno tenga algo es por que alguien nos lo permite, es decir, NO LOGRAS NADA SOLO O POR DESTINO, como en la película: mientras alguien perdía la vida otro la conservaba. Creo que el problema seria responder a ¿Hasta que punto es justo olvidarse del otro para obtener lo que se quiere?

Pues partiendo del supuesto de que la mayoría de la gente tuviera lo que Gramsci denomina “sentido trágico de la vida” (conste que dije que es un supuesto) en el que todo ser piensa mas allá de cumplir sus necesidades básicas, se buscaría el bien común, pero no todos tenemos la misma idea de cómo es que este bien común se puede alcanzar, por ende cada cual trataría de imponer su particular visión, cayendo así en lo que se pretende eliminar.

También me viene a la mente el texto de Kapucsinsky “Encuentros con el otro”, porque dice que hay dos grandes formas de reaccionar ante el otro: dominándolo o tomándolo como extraño y haciendo alianzas con el. Sobre este último punto se detiene para decir que no importa que tan diferente pueda ser el otro fenotipicamente hablando, pues en esencia todos somos iguales.

Idea que en cierto modo comparto con lo que dice Schutz lo que nos diferencia es la cuestión biográfica, el color de piel, el idioma; es decir cuestiones culturales y fenotípicas. Sin embargo no logro concebir a un violador o aun asesino como mi otro, puesto que yo no seria capaz de hacer lo que ellos hacen, y creo yo que estas diferencias esénciales son las que generan conflicto entre los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario